top of page

Mujer prevenida y empoderada… vale por dos


Hoy en México una mujer puede ser profesionistaemprendedoraama de casamadre o presidenta del país; y sin importar cuál sea su profesión o rol, debe estar preparada ante las necesidades y preocupaciones particulares de sus diferentes etapas de vida.


En un estudio reciente de Mapfre: “La mujer y el seguro”, se encontró que el 76% de las entrevistadas habían sufrido de algún evento desafortunado en los últimos 10 años y que la gran mayoría (80%) había visto afectado su patrimonio por este hecho; para enfrentar la situación, el 30% dispuso de una prestación laboral y un 23% de colectas, apenas un 10% de un seguro.


Un seguro es clave para estar protegidas.

Y es que solamente el de las personas de entre 18 y 70 años que cuentan con algún tipo de seguro en nuestro país, el 23% son mujeres. Aunado a lo anterior, hay que considerar que más del 70% de las mujeres económicamente activas en México, son madres.


Seguros de salud y Gastos Médicos Mayores


Los Seguros de Gastos Médicos Mayores son un instrumento financiero necesario para protegerse ante una enfermedad o accidente para evitar incertidumbre económica ante estas situaciones.


En todos se cuenta con la posibilidad de contratar el beneficio por maternidad que es una indemnización económica por parto o cesárea. 


Adicionalmente, se cubren las complicaciones del embarazo y del recién nacidos.

Por otra parte, en los Seguros de Salud se pueden cubrir exámenes de detección específicos para mujeres, como mamografías y pruebas de papanicolaou, así como servicios médicos relacionados con la salud reproductiva y el embarazo.


Seguros de vida con enfoque en la mujer


Se piensa en los seguros de vida para proteger la economía familiar ante un fallecimiento, pero existen seguros con el mismo propósito que protegen en vida ante enfermedades propias de la mujer.


Estas coberturas son de apoyo económico en caso de cáncer femenino, como un cáncer de mama cáncer de ovario. Hay los que cubren ante cualquier cáncer no metastásico o metastásico.


También algunos incluyen este apoyo ante otros padecimientos femeninoscomplicaciones del embarazo y del recién nacido.


Y otros lo hacen ante una Invalidez Total y Permanente, la pérdida de la capacidad física a consecuencia de una enfermedad o accidente de la asegurada, su esposo, hijos o papás; la pérdida temporal del empleo y la viudez.


Y en caso de una enfermedad terminal, anticipan hasta un 30% de la Suma Asegurada contratada.


Lo anterior, mientras se va creando un patrimonio a través de instrumentos de ahorro propios del seguro. Dependerá de las necesidades específicas para seleccionar el mejor.


Ahorrar e invertir


La educación financiera es el camino para alcanzar la libertad financiera. Permite consolidar el ahorro y la inversión, disminuir el estrés financiero ante algún imprevisto y abrir todas las posibilidades para cumplir los sueños.


Hoy, el manejo de las finanzas personales es vital para el empoderamiento de las mujeres.

Ahorrar para contar con recursos ante imprevistos, un objetivo particular a mediano plazo o la vejez a largo plazo deberían ser parte de estas definiciones.


De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2021, el 61.9% de las mujeres entre 18 y 70 años tienen al menos una cuenta o tarjeta de ahorro, crédito, seguro y/o ahorro para el retiro o Afore.


Es interesante el Proyecto Minerva que la CONDUSEF y la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) crearon para fortalecer las capacidades financieras de las mujeres en México y así facilitar su empoderamiento y beneficiar su desarrollo personal, familiar, profesional y de su comunidad.


Por todo lo anterior, decimos que mujer prevenida y empoderada ¡vale por dos!

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page